Contenido

POR Borja Echevarria

25 Enero 2016

Apostaría mis generosas estanterías de vinilos a que si ahora mismo hiciéramos una encuesta por las calles de Euskadi preguntando quién fue Arriaga, apenas un 5% sería capaz de darnos un par de datos sobre el personaje. Los encuestados en Bilbao contestarían que “el del teatro”. Efectivamente, el teatro bilbaíno por antonomasia está dedicado a la memoria de Juan Crisóstomo Arriaga, el artista vasco más relevante de todos los tiempos junto a Unamuno, Baroja, Oteiza, Chillida y Zuloaga. De los últimos, muchos sabrían decir al menos algo. Del primero, apenas nada. Yo, lo reconozco, tampoco, hasta que un buen día cayó en mis manos el fabuloso libro de Ramón Rodamilans En busca de Arriaga, editado por la Editorial Mínima en el año 2000.

POR María Vela Zanetti

2 Julio 2016

Ver la serie completa:Nuevas notas tontísimas

Ésa es una de las preguntas más comunes que hacemos las mujeres a los demás (especialmente a los hombres, los nuestros) antes de poner el pie fuera de casa. Siempre nos mienten; exigimos demasiado: sólo la verdad. ¿Es un atavismo?, ¿una desesperada petición de ayuda?, ¿un “fishing for compliments”?, o es en realidad una bendición pagana propia de cuerpos que nunca saben muy bien qué hacer consigo mismos antes del sacrificio final, que es, sin duda, exhibirse a la curiosidad general. Y eso ocurre todavía, entre mujeres guapas y feas, listas y tontas, ávidas o discretas, poderosas y marginadas. Marina Tsvietáieva (Moscú, 1892), poeta rusa entre neoclásica y simbolista, de la que se dice que Mayakovski en un mal día de celos y vodka se burló riéndose, “Bueno, para lírica gitana ya tenemos a Marina”, tuvo una infancia cultivada, rodeada de mujeres muy bellas, pero su vida luego se torció por caminos atroces: guerra, exilio, miseria, tuberculosis, suburbios, ignorancia de sus propios correligionarios, listas negras, hasta que murió, ahorcada por otros, pues estaba sola cuando la encontraron en una casucha de Yelábuga, en Rusia, adonde había sido evacuada tras su

POR Anónimo García, Ismael Crespo, Diego Salgado, Ernesto Castro y Juan Soto Ivars

18 Julio 2016

Ernesto Castro: Yo recuerdo un debate muy bueno con motivo de la presentación del libro de Carolina del Olmo Dónde está mi tribu, donde ella decía que el debate actual no está entre nuevas formas de paternidad o maternidad enrollada y el viejo modelo del que trae el pan a casa y de la que cuida al niño, sino en socializar y convertir en un bien común la idea de la maternidad. Cita por supuesto a su maestro, Santiago Alba Rico, que en su libro Leer con niños dice que los niños sirven para hacerse uno cuidadoso, que la posición privilegiada del padre es que por fin ha ido más allá de su visión egoísta y de cálculo utilitario en la vida, y es capaz, de manera altruista, de dedicarse a una persona sin esperar… bueno, esperando que le cuiden y no le metan en una residencia y tal. Recuerdo que una feminista le dijo: ‘hoy la maternidad es prácticamente una esclavitud para la mujer; es como si tú de repente, en mitad del siglo XVIII, dijeras que la recogida de algodón no es algo solo meramente sufriente, sino que nos pone en una situación privilegiada, y el algodón está blandito, y en lugar de abolir la esclavitud hay que

POR José Manuel Ruiz Blas

4 Agosto 2014

Los romanos disponían de una clase de sacerdotes dedicados a la adivinación oficial: los augures. Eran un cuerpo de alto funcionariado, y los más cenicientos era capaces de propiciar la anulación de asambleas y elecciones. Nuestra democracia perfeccionada, en cambio, ha proscrito el malestar, o más exactamente el pesimismo, y los visionarios siempre tienden a ver el futuro con tonos rosas. Si los romanos concebían que todo puede empeorar, nosotros no contemplamos en cambio que nada pueda no estar bien, y fue con esta sustancia dopante con que se tergiversó la atmósfera española que alimentó las burbujas, la del ladrillo y la de nuestra autopercepción. Me gustan por tanto las playas de Levante, humildes, populacheras, enemigas del quiero y no puedo Dicen nuestros augures que la recuperación económica vendrá de la mano del turismo. Se ha convertido en un mantra colectivo tan machacón que ha terminado por ser oblea de comulgantes y una certeza a quemarropa. Los datos contribuyen a afianzar esa esperanza colectiva. Parece sobre todo que nuestros paisanos son los
Isla Paraíso
  • Isla Paraíso
    Autoría, 'industrilla' y superheroínas teen
    Elisa McCausland
  • Mundos propios
    Hoy, con Menchu Gutiérrez
    Ana Morente
  • Colorín colorado
    FESTeen
    Ernesto Castro
  • Moscas y arañas
    Explorando la Costa Fleming
    Charlie Mysterio | Javi Bayo
  • Perros verdes
    El presente audiovisual del superhéroe
    Diego Salgado | Ignacio Pablo Rico
Ver toda la programación semanal
Pensamiento
Reenactment
Bruno Galindo
Artes
La sangre que hierve
David Saavedra
Artes
Retrato de un artista del sonido
Ken Vandermark
Hemeroteca
Calle del Amparo, Madrid
Fidel Moreno
Hemeroteca
Siete Ardillas
Robert Sergel
Artes
Vidas de videojuego
Ignacio Díaz-Roncero