El Estado Mental,

EEM, Radio

Cargando...
0:00
0:00
  • Gana tu vida a nado | #4
    Gana tu vida a nado
    #4
    Emilio Sola

    Al azar del encuentro de nadadores en viejos documentos o textos literarios, uno se topa con bellas metáforas de supervivencia y búsqueda de Fortuna. Nadando al azar llegó el náufrago Gulliver a Liliput para encontrarse con un mundo meta-literario otro posible, y a nado llegó Colón a Portugal en el inicio de su viaje de descubrimiento americano, germen de la modernidad y de la perspectiva global. Antes de que el nadar se considerara una estética manera de mover el cuerpo y un deporte, fue un arte de juego y supervivencia, y así aparecerá en todo el corpus literario del pasado en el que se puede nadar a la búsqueda de nadadores. La sorpresa está a la vuelta de la esquina, a la vuelta de la ola; nadar por el mar de la literatura a la búsqueda o encuentro con nadadores, abre las puertas, precisamente, a esa sorpresa.